Deutsch | Français | Italiano | English



En los años que siguieron al descubrimiento clave de L. Ronald Hubbard sobre la importancia de la palabra malentendida, desarrolló un considerable cuerpo de tecnología que capacita a la persona para resolver las palabras o símbolos malentendidos que encuentra.

La transmisión de ideas de una mente a otra u otras, depende de palabras, símbolos, sonidos, cuadros, emociones y asociaciones del pasado.

Lo más importante de todo lo anterior, en cualquier cultura que se haya desarrollado, es el uso de las palabras, ya sea escritas o habladas.

Aunque existen temas completos relativos al desarrollo y significado de las palabras, muchos de ellos muy doctos y valiosos, nunca se había llevado a cabo ningún trabajo relacionado con el efecto que tienen las palabras, las consecuencias de su uso incorrecto, o su falta de comprensión.

Antes del desarrollo de la tecnología de estudio del Sr. Hubbard había algo que no se había estudiado o no se sabía y es que el flujo de ideas en todo mensaje o campo de aprendizaje puede bloquearse de tal forma que suprima el entendimiento y la comprensión a partir de ese momento. Además, la palabra malentendida puede incluso producir ignorancia, apatía o rebelión en el salón de clase y disminuir la productividad en el área de trabajo.

Estos factores no sólo no se descubrieron antes de Cienciología, sino que es obvio que tampoco existía tecnología alguna para remediar el problema.

Para capacitar a una persona a manejar el efecto de las palabras malentendidas, L. Ronald Hubbard desarrolló lo que se llama Aclaración de Palabras. La Aclaración de Palabras es parte del campo más amplio de la tecnología de estudio, pero este tema en sí tiene muchos usos y aplicaciones. La Aclaración de Palabras se define como "el tema y acción que se encarga de eliminar la ignorancia, las definiciones de palabras mal entendidas y falsas y las barreras para usar las palabras".

En su estudio de la sociedad, el Sr. Hubbard había notado un deterioro en la capacidad de las personas para leer y escribir durante este siglo. Esta conclusión es irrebatible si se comparan los discursos políticos y la literatura de hace cien o incluso cincuenta años, con los de la actualidad. El Sr. Hubbard se dio cuenta de que el público dependía cada vez más de la radio, las películas cinematográficas y la televisión, todas las cuales transmiten palabras habladas y consideró la posibilidad de que los mensajes no se estuvieran recibiendo o comprendiendo por completo. Confirmó sus observaciones cuando una agencia de publicidad llevó a cabo una encuesta que mostró que el público que veía televisión no comprendía entre una tercera o cuarta parte de todo lo que veían; estos fueron hallazgos con implicaciones alarmantes. El estudio señalaba que no sólo tenían consecuencias económicas serias, ya que casi un tercio de los gastos de publicidad se desperdiciaban debido a que el público no entendía los anuncios; sino lo más importante: un nivel tan craso de falta de comprensión podía generar antipatía e incluso agresión entre los espectadores.

Cuando alguien habla o escribe, tiene la responsabilidad de que lo comprendan los demás. Asimismo, tiene la responsabilidad consigo mismo de asegurarse de que comprende lo que ve y escucha.

L. Ronald Hubbard desarrolló nueve métodos distintos de Aclaración de Palabras y algunas tecnologías relacionadas para ocuparse de los efectos de los malentendidos y los datos falsos en una persona. Cada método proporciona una forma diferente de localizar áreas de falta de comprensión, las rastrea hasta las palabras mal entendidas originales que causaron el problema y hace que esas palabras se comprendan plenamente de forma que la persona pueda usarlas en su propio vocabulario.

Se necesitaron miles de horas de investigación y cientos de miles de casos para desarrollar estos nueve métodos.

En los doce o dieciséis años o más que un estudiante pasa en la escuela, la acumulación desconocida de palabras y símbolos que no definió puede presentar una barrera peligrosa para el conocimiento y la productividad en la vida. De la misma manera, una persona encuentra palabras o símbolos que no comprende en sus actividades diarias, fuera del salón de curso, que también entorpecen su capacidad.

Con las técnicas de Aclaración de Palabras, temas y estudios completos que no se comprendieron cuando se estudiaron y posteriormente no se pudieron aplicar, pueden recuperarse y ponerse en práctica. Tal es el poder de la aclaración de las palabras malentendidas.

En cualquier parte en que se esté dando o recibiendo comunicación, la tecnología de Aclaración de Palabras será de mucha utilidad.

La tecnología de estudio es un tema completo en sí y lo usan millones de personas en todo el mundo, en escuelas, universidades y negocios.

El Sr. Hubbard dijo en cierta ocasión: "El futuro es la única frontera que no tiene límites y es la frontera en la que todos entraremos y cruzaremos sin importar lo que hagamos".

Con sólo leer las noticias de primera plana, cualquier persona se da cuenta que los problemas sociales se están intensificando virtualmente en cada comunidad y que presagian un futuro nada prometedor. Drogas, crimen, desempleo, pobreza y violencia son indicadores de la magnitud de los fracasos en el área de la educación. Muchas de las personas que están involucradas en tales problemas, podían haber sido más felices y más productivas, si sólo hubieran aprendido cómo aprender. Si se usa, la tecnología de estudio salvará ambas, no sólo la presente, sino las generaciones futuras.




Anterior | Glosario | L. Ronald Hubbard Tecnología de Estudio Página Principal | Librería | Encuesta | Siguiente |

Sites - L. Ronald Hubbard:
| L. Ronald Hubbard: El Fundador de Scientology | Tributos y Reconocimientos para L. Ronald Hubbard | L. Ronald Hubbard: El Filósofo | L. Ronald Hubbard, El Filántropo | L. Ronald Hubbard, Un Perfil |

© 1996-2004 Church of Scientology International. All Rights Reserved.

For Trademark Information on Scientology Services.